La Chía es el superfood de moda, y no es para menos: esta semilla, además de ser rica en fibra y ayudar así el tránsito intestinal, es una de las mejores fuentes vegetales de ácido grasos omega 3 (6,6%) y omega 6. Sus proteínas son de alta calidad, no contiene gluten y es un alimento riquísimo en minerales. Tiene más hierro que las lentejas, más potasio que los plátanos, más zinc que los mariscos, el doble de calcio que la leche y cuatro veces más fósforo que el pescado. En cuanto a su sabor, es sutil, con una textura algo crujiente que la hace muy agradable. Se puede añadir a cremas, yogures, bizcochos, galletas, ensaladas, salsas y, por supuesto, a panes caseros.

Para aprovechar al máximo sus nutrientes, puedes triturarla con un molinillo de café; eso sí, si te sobra algo, consúmelo cuanto antes para que no pierda sus propiedades. Una deliciosa opción para tomar Chía es en este pecaminoso batido vegano de chocolate.

 

Ingredientes:

3 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar

50 ml de leche de coco

200 ml de leche de avena Lactavena de Santiveri

1 plátano

2 cucharadas de semillas de Chía Bio de Santiveri

Escamas de coco deshidratado o coco rallado

Paso a paso

1. En una batidora mezclamos la leche e coco con la leche de avena

2. Añadimos el pátano cortado y volvemos a batir.

3. Luego agregamos el cacao en polvo y otra vez a batirlo todo bien.

4. Añadimos las semillas de chía y tituramos de nuevo.

5. Servir la mezcla en un par de vasos y espolvorear por encima más semillas de chía y escamas de coco. Podemos decorar el vaso con coco rallado.

 

Descubre más recetas sanas y pecaminosas en la sección de recetas web de Santiveri.