frutas y esencias sobre mesa

frutas y esencias sobre mesa

Aceites esenciales. Primero vinieron estos, años más tarde, llegó el yoga. Ese fue el orden verdadero de Mónica, junto a Mercedes, fundadora de Free Yoga y también de Zentro Urban Yoga.

Su historia ha estado siempre ligada al mundo de las esencias o aceites esenciales. Creció en México rodeada de plantas, frutos y flores y por supuesto eso ejerció gran influencia en ella. Desde pequeña, en su familia se recurrió a plantas, esencias y flores para curar heridas, gripes, resfriados, cuidar de la piel… Fue en ese entorno donde Mónica empezó a vincularse cada vez más a las esencias viendo la utilidad de estas para los estados de ánimo, desequilibrios y enfermedades y de hecho su primer negocio fue de jabones naturales, algo previo a la práctica de yoga que años más tarde llegó creándose una perfecta sinergia entre ambos mundos.

 

El yoga es un estilo de vida que cuida y fortalece cuerpo, mente y espíritu y la aromaterapia, el universo de los aceites esenciales, tiene efectos también sobre mente y cuerpo, aportando bienestar general en todo el organismo de modo que la combinación de ambos, puede fortalecer o potenciar los efectos de la práctica de yoga.

 

¿Qué beneficios aporta?

  • Lograr una experiencia más relajada y profunda (meditaciones más profundas y más relajación)
  • Expansión de la conciencia y más acceso al interior de uno mismo
  • Abrir chakras
  • Mejorar el pranayama (o ejercicios de respiración)
  • Aliviar dolencias musculares y tensión
  • Unir cabeza y corazón

 

Conociendo estos beneficios y muchos más que no están directamente vinculados al yoga, Mónica y ZUY han creado un primer aceite: Nº 1. Un “feel good relaxing oil” o aceite relajante buen rollo. Un aceite que en ZUY utilizan para finalizar la práctica y ayudar así a relajar en la postura de savasana y potenciar todos los beneficios de la práctica. Aunque la idea de este aceite no es utilizarlo solo en la práctica. Se propone su uso también fuera del mat cuando uno pueda sentirse cansado, decaído, alterado, cueste dormir o se necesite un paréntesis para sentirse bien. También puede utilizarse como fragancia natural o para un buen masaje.

 

Nº 1 está compuesto de diferentes aceites esenciales pero predominan mirra -relaja, hidrata y es un poderoso antiaging; pomelo – sube el ánimo, relaja los músculos y alivia el dolor en articulaciones; semilla de uva – un potente antioxidante y antiinflamatorio-. También contiene, en menores cantidades, aceite de naranja, vainilla, jazmín, sándalo… Una mezcla mágica que ayuda a sentirse bien, con vitalidad y con buen ánimo cuando se requiere. También ayuda a relajarse y tomarse un tiempo para uno mismo/a.

 

Si el yoga proporciona paz, fuerza, bienestar y equilibrio, sumemos a todo eso, alegría, mayor calma, mayor presencia y conciencia (entre otros muchos buenos efectos). ¿Por qué no probarlo? Para saber más, podéis acceder a Nº 1 aquí.

aceite esencial y uvas

aceites esenciales

Fotografías de Lucia Marcano